Damme

Damme es un pequeño pueblecito lleno de encanto que se encuentra a escasos 7 kilómetros de Brujas. Poco tiene que ver con esa magia que envuelve a la Venecia del Norte, pero tiene encanto propio.

Es un lugar tranquilo, rodeado de naturaleza y consciente de su importancia histórica (durante siglos fue la salida de Brujas hacia el Mar del Norte). En invierno, la paz es absoluta y durante los mese de verano son muchos los turistas que se acercan a conocerlo dada la cercanía con su famosa vecina.

Alrededores de Brujas

Damme

Qué ver y qué hacer en Damme

Damme tiene un bonito centro histórico, cuyo corazón es la Grote Markt. En la plaza Mayor se encuentra el antiguo ayuntamiento, coqueto edificio gótico, hoy sede de la oficina de información turística. Presidiendo esta Plaza Markt, verás la estatua en honor al poeta Jacob Van Maerlant. Merece la pena, además, deambular por las calles medievales aledañas y llegar hasta la Iglesia de Nuestra Señora, el monumento más destacado de la localidad, con su torre campanario al que podrás subir para hacerte una idea de conjunto de la ciudad y de su entorno. En tu recorrido, incluye también la visita al antiguo Hospital de San Juan que recuerda, en gran medida, al que hay en Brujas con el mismo nombre. En las típicas calles de Damme encontrarás numerosos pubs y cafés, así como antiguas librerías a las que es imposible resistirse.

Además de su interés histórico y artístico, Damme resulta atractivo por sus bonitos paisajes, donde no faltan las extensas praderas “decoradas” con la silueta de los siempre llamativos molinos.

Cómo llegar a Damme desde Brujas

Si dispones de tiempo, la localidad es perfecta para llevarte una impresión más amplia de Flandes que no se limite a la belleza de la turística Brujas. Parte de su encanto está en el camino hasta llegar a ella. Es muy recomendable hacerlo en barco, recorriendo el canal de Damse Vaart. La embarcación que hace esta ruta, de apenas 35 minutos, parte de los muelles de Brujas (muelle Noorweegsekaai) y llega al mismo centro de Damme. Es el barco Lamme Goedzak y subirte en él te costará ida y vuelta 8,50 €, jóvenes hasta 25 años y mayores de 65, 7,50 y niños de 3 a 11 años 6,50.

Otra buena idea es llegar en bicicleta o a pie, para los que les guste el senderismo. Son menos de 7 kilómetros, recorriendo el bonito paseo que transcurre paralelo al canal que une Brujas y Damme (el camino parte de la zona nueva de Brujas, de la plaza T Zand, donde está el Concertgebouw).

Si no te apetece ninguna de estas opciones, también puedes llegar con el autobús número 43.